ITEMSI

¿CÓMO SER MÁS PRODUCTIVO?

Cómo ser más productivo es algo que seguro te has planteado si valoras tu tiempo y quieres aprovecharlo al 100%. Puede que muchas veces te veas saturado por la cantidad de tareas que se te acumulan en el día a día y no sepas por dónde empezar. A veces incluso sientes que no avanzas y cada vez te agobias más. Por eso estás decidido a aprender de productividad y mejorar esa faceta de tu vida profesional.

A continuación te damos unas pautas básicas de productividad para que vuelvas a coger el control de tu actividad.

Haz una lista de cosas por hacer

Las listas son la herramienta de productividad más simple y a la vez más potente, si se saben utilizar. David Allen en su libro Organízate con Eficacia ya lo decía, tus tareas mejor en listas. Algunos consejos para el uso de listas:

Divide las tareas grandes. Si la tarea es demasiado grande o compleja acabaremos procrastinando. 

Clasifica y asigna prioridades

Siempre hay tareas más importantes o urgentes que otras. Revisa tu lista y haz el ejercicio de clasificarlas. Decide cuáles son las más urgentes o importantes y termínalas cuanto antes. Te quitarás un gran peso de encima cuando finalices esa tarea que tenías pendiente durante mucho tiempo y siempre la ibas posponiendo. Stephen Covey en su libro Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva habla de los cuadrantes: 1) Importante/Urgente, 2) Importante/ No Urgente, 3) No Importante/Urgente y 4) No Importante/No Urgente.

Planifica el día

Es importante elegir qué tareas vas a hacer cada día. Así te obligas a ponerte objetivos y cumplirlos. Puedes revisar la lista al final del día para decidir qué tareas importantes hacer al día siguiente, o hacerlo esa misma mañana como una rutina.

Metas y recompensas

Al igual que es importante no sobreplanificar, tampoco te subestimes. Ponte metas que te mantengan motivado. Si te concentras puedes cumplirlas, no te rindas hasta que las completes. También funciona bien ponerte recompensas si cumples tus objetivos diarios o semanales, como una motivación extra. Una cenita el viernes, o un capricho el Martes, ¿por qué no? ¡Te lo has ganado!

Aprende y mejora diariamente

Todos tenemos días malos en los que sentimos que no hemos conseguido avanzar nada en las tareas que nos hemos propuesto. Esto no debe desmotivarte. Intenta analizar qué ha pasado. Puede que hayas estado más desconcentrado, o hayas tenido muchos imprevistos. Anota lo que funcionó y lo que no para mejorar la próxima vez.

Resultado de imagen para gif productividad

Olvida por un instante las redes sociales

Si para hacer tu trabajo utilizas computadora, entonces es más fácil que te metas a revisar tus redes y termines perdiendo valiosos minutos. De acuerdo a datos publicados en un estudio sobre redes sociales, México es el país con mayor alcance en este tipo de sitios a nivel mundial. No se trata de que trabajes como robot, pero procura dedicar únicamente de 5 a 10 minutos a revisar tus redes cada hora y media o dos horas.

¡Organízate!

Checa lo que hay en tu lugar, ¿cuántos papeles sueltos y objetos tienes regados? La mayoría de las personas declaran preferir los espacios ordenados con un mobiliario adecuado y que inspire, esto además de darte una imagen profesional, tiene otros beneficios como:

  • Te da mayor control: sabes perfectamente dónde está cada cosa y te ahorras estar buscando.
  • Te da paz: evitas el estrés que genera el caos y te enfocas en lo importante.

Aléjate 10 minutos de eso que estás haciendo

Si te encuentras en medio de una tarea especialmente complicada y no logras terminarla, en vez de forzarte a encontrar una solución, prueba con apartarte de tu lugar durante 10 minutos, eso te ayudará a ver el problema desde otro ángulo. Prueba con leer un libro o revista, sólo recuerda no ir directamente a Facebook.

Estira tus músculos

Permanecer durante mucho tiempo en una misma posición puede traerte problemas musculares que con el tiempo sólo terminarán haciéndose más graves, y esto sólo significa más estrés para ti. Recuerda que los expertos recomienda realizar 30 minutos de ejercicio diarios: camina dentro de la oficina unos 5 minutos cada hora o estira tus brazos y piernas en tu lugar, esto mejorará la cantidad de sangre que reciben las distintas partes de cuerpo, entre ellas el cerebro, por lo que te sentirás con más energía.

Siéntate bien

Fíjate en cómo están sentados tus compañeros, te darás cuenta de que la mayoría se mantienen encorvados gran parte del día. Ya que te diste cuenta, seguro ahora también tomaste conciencia de tu postura. Nuestra columna vertebral tiene forma de “s” por lo que al sentarnos la parte baja se aplana y los discos de la vertebras reciben toda la presión, provocando dolores musculares e incluso deformaciones con los años. Una silla que te dé soporte y comodidad es algo básico que beneficiará tu salud, te hará sentir cómodo y te ahorra molestias.