ITEMSI

¿CÓMO SE MANIFIESTA LA FATIGA LABORAL?

En términos generales se define la fatiga como “el fenómeno que aparece en los seres vivos, directamente relacionado con la actividad de uno o varios órganos, que consiste en una disminución del rendimiento, acompañada o no de sensación de cansancio”. Desde el punto de vista fisiológico, podemos considerar la fatiga como: “sensación penosa que se experimenta después de un trabajo físico o intelectual, prologando o intenso”.

La fatiga laboral es una consecuencia de la actividad excesiva y del trabajo monótono, pudiendo ser aliviada con horarios razonables, periodos de descanso adecuados y tiempo suficiente para el sueño, el recreo y la alimentación. La fatiga por tanto, se presenta como una aptitud decreciente para efectuar un trabajo.

Los periodos de trabajo largos van asociados inevitablemente al cansancio, en estos casos, la sensación de fatiga actúa como un dispositivo de protección del organismo, que sirve para impedir el agotamiento total.

Tradicionalmente se han clasificado los distintos tipos de fatiga de la siguiente manera:

  • Fatiga general: por lo común afecta a todo el organismo, tanto física como mentalmente.
  • Fatiga sensorial:ocasiona dolores e hipersensibilidad en el sistema nervioso.
  • Fatiga física:ocasiona dolores localizados en músculos determinados.
  • Fatiga mental:genera tensión en el individuo, creada por una actividad mental intensa o prolongada, la padece principalmente los que desempeñan trabajos intelectuales, los que realizan trabajos de gran precisión o los sometidos a una gran responsabilidad.
  • Fatiga crónica: se produce por una falta de recuperación y escasez de suficiente descanso en etapas sucesivas del trabajo o fuera de él, que provoca una sensación de malestar, física y emocional y que mantenida en el tiempo, da como resultado una fatiga crónica, retroalimentada por la rutina diaria.

Los  principales mecanismos del cuerpo humano afectados son:

  • El sistema circulatorio.
  • El aparato digestivo.
  • El sistema nervioso.
  • El sistema muscular.
  • El aparato respiratorio.

El 75 por ciento de los mexicanos padece fatiga por estrés laboral, superando a países como China y Estados Unidos, revelan datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el cual es atribuido a un ambiente laboral no propicio o no sano; sin embargo, es un aspecto que no reconocen ni aceptan los superiores jerárquicos o jefes de los empleados lo padecen.

“El estrés es potencialmente contagioso, ya que estar cerca o visualizar a otras personas en situaciones de estrés, puede aumentar los niveles de cortisol del observador”, señala el documento del IMSS, y lo define como un conjunto de reacciones físicas y mentales que la persona sufre cuando se ve sometida a diversos factores externos que superan su capacidad para enfrentarse a ello.

Muchas veces, cuando buscamos trabajo no valoramos todo lo que podremos obtener del trabajo sino sólo nos centramos en que me acepten y que paguen bien, pero nos olvidamos de preguntar por el ambiente de trabajo y valorar si vamos a tener compañeros amigables o va a ser un trabajo en solitario, etc., porque de esto dependerá que nos sintamos realizados.

Imagen relacionada
Fuentes: